lunes, 6 de junio de 2016

PUERTA ABIERTA - Isaac H -


Toque la puerta, y me dejaste entrar, no tuve que insistir… lo que vi fue a ti llena de inocencia, de ingenuidad, de luz y amor. Venia vestido de ruidos que gritaban la oscuridad de mis secretos, pero esos gritos solo pueden ser escuchados por el oído de la intuición, pero tu… eras tan inocente, eras tan luz que no podías escuchar. Entré con mis monstruos caminando sigilosos, veía tu entusiasmo tu amor, tu fragilidad… y eso me gustó, me hiciste ver desde un principio que no eras común, que eras más de lo que yo merecía, que eras eso que me hacía sentir grande pero el peso de mi sombra no me dejaba subir donde estabas tú, eras imposible para mí, no te merecía.

Fuiste capaz de asustar a mis monstruos con cada sonrisa, con cada una de tus miradas, con cada una de tus sabias palabras, eras tú contra ellos, te temían porque ante la luz la oscuridad siempre se desvanece.

Entonces ¿por qué toque tu puerta? Seguramente porque escuche la voz de Eros diciendo que tú eras diferente, que tú eras a quien necesitaba. Sin embargo, mis heridas me recordaban que no te debía tener.

Intente irme sin decir nada, intente salir por la puerta pero… no podía dejar tu fragilidad expuesta a tanta rudeza, no ibas a cerrar la puerta tan fácilmente, no la querías cerrar. Más de una vez intente irme, no me dejabas y yo en el fondo no me quería ir, pero si me quedaba tarde o temprano te iba a envolver en mi oscuridad, mis monstruos te lastimarían… y eso fue lo que pasó.

Aun con heridas seguías ahí, sonriendo, dando todo por mí… hasta tus últimos respiros por mí… como si no te importaran las heridas, aun con dolor me querías, aun con mis demonios me abrazabas.
No quiero estar solo, no quiero estar sin ti, mi locura necesita cordura… y eso lo tienes tú. Necesito risas sinceras, te necesito a ti. Necesito hasta tu silencio, necesito hasta una mirada, necesito de ti… cada palabra. Por favor, no me cierres la puerta… por lo general eso lo hago yo… y contigo no lo puedo hacer. 

1 comentario:

  1. Identificada es poco...
    Si ella no cierra esa puerta, no lo hagas tú..
    Si es tu luz, vale la pena, si se ha quedado después de tanto, vale la pena ;)

    Bonito texto, Isaac..
    Besico..

    ResponderEliminar