jueves, 30 de abril de 2015

SE NOS FUERON LAS GANAS II PARTE - Isaac H -


Ya no importa el espacio, ya no importa el tiempo o las palabras que se puedan decir, de nada sirven las miradas, ya estamos lejos, viviendo en la misma casa, durmiendo en la misma cama, pero lejos.
Ya ni tu silencio ni el mío hablan, es un vacío que con nada se llena, es como un grito que con nada de calla.

 No sabes cuánto pienso cada noche en si seguir sintiendo el frio de tu indiferencia y acostumbrarme a ella o… gritar en medio de ese silencio que me mata y decir que ya no puedo. Me siento sola, estoy contigo… pero sola. No sé porque seguimos así, tú y yo tenemos claro que no es amor lo que vivimos, es más una rutina, una costumbre que nos ahoga día tras día.

Antes no podía dormir sin tus abrazos, sin tus besos, sin tus cuentos del día, sin tus dedos en mi cabello, sin tus palabras bonitas. ¿Qué es lo que ya no está? ¿Cuándo se nos olvidó lo que nos gustaba de ambos? ¿Qué paso con nuestros planes? ¿Dónde está nuestra complicidad? Se nos fue todo y no nos dimos cuenta, se nos fueron las ganas y no supimos cómo.

El deseo se quedó ahí, en ese pequeño espacio entre tu espalda y la mía, ya no es lo mismo estar contigo pero no me atrevo a decirlo no quiero ser la causa de heridas, se me cae el mundo a pedazos y el alma me duele porque quiero pero ya no como antes.

Se q te levantas muy de mañana y piensas al borde de la cama, y quiero correr y abrazar las ganas pero ya no están, se me fueron y no sé cuándo ni a donde. Siento que perdí, que no fue suficiente el tiempo, que el mismo tiempo nos traicionó o nosotros a él.

Aquí estoy, agarrándome de la costumbre en que te convertiste, y allá estas tu a la distancia de un silencio que se hace eterno. Ya no te veo, ya no me ves… se nos fueron las ganas de seguir, solo… estamos aquí, pero no.


Se nos fueron las ganas amor, se nos fueron, quizá se quedaron entre las sabanas. 

jueves, 23 de abril de 2015

SE NOS FUERON LAS GANAS I Parte - Isaac H -


Se nos perdieron las miradas en los espacios vacíos de nuestras emociones, se callaron los te quiero, se murieron con el frio del silencio. ¿Qué nos pasó, acaso no nos alcanzó el sol de las mañanas o el calor de la tarde? Se nos fueron las risas, los cuentos de noche, se nos fue el deseo de besar, se nos fue el sabor de los labios, se nos fueron las ganas en las sabanas desordenadas.
¿Dónde está la emoción, el sentimiento, las ganas? Se nos fueron. Ya no es el mismo “buenos días”, ya no hay una “buenas noches”, se nos fueron las ganas, se las llevó el duende al que le temíamos, se las llevaron las olas más altas del mar de aburrimiento en que nos convertimos, se nos fue la magia de la primera vez, de la primera mirada, el primer deseo, del primer gesto, del primer beso.
Estamos tan lejos y dormimos en la misma cama, estoy cansado de solo ver tu espalda, me canse de abrazar las ganas que ya no están, se quedaron en ese pequeño espacio entre tu espalda y la mía. Ya no es lo mismo tocar tu mano, tocar tu piel, tu cabello, ya no es igual querer verte dormir.

Siento que todo se perdió, que ya no nos necesitamos, ya no es lo mismo escucharnos cada noche, ya no es igual la complicidad entre nuestras palabras, nos ganó el tiempo que nunca se paró, que siempre nos apresuró a querernos porque ya se acababa, nos ganaron los días que uno tras a otro se convirtieron en rutina, nos ganó el trabajo y hasta el deseo de ser mejores, porque estábamos tan metidos en eso que se nos olvidó que nos hacemos falta los dos para estar mejor, que lo importante es vernos a los ojos antes de levantarnos y recordar porque nos escogimos, olvidamos porque nos quisimos, olvidamos esa química que sentimos cuando nos conocimos ¿Qué nos pasó?, me levanto en las mañanas te veo dormida, y me siento al borde de la cama y me pregunto ¿Dónde están  esas ganas de querer abrazarte que sentía hace tanto tiempo? ¿Dónde deje los primeros besos del día? ¿Dónde están mis ganas de ti? Suspiro y cubro mi rostro con mis manos porque ya no es lo mismo, siento que se nos fueron las ganas. (Continua en la segunda parte)