lunes, 16 de marzo de 2015

ME PERDÍ - Isaac H -

Me perdí en sus ojos, más que eso, me perdí en su mirada, en sus labios, su piel, sus palabras, me perdí a mí… para encontrarme en ella, me ató las manos con deseo de tocarla, hizo que su imagen fuera mi almohada en las madrugadas, hizo de mi lo que le dio la gana, me subió al cielo con un beso, me subió más alto con un te quiero.
Me perdí en su vida, me perdí en su cuerpo, me perdí en segundos que no recuerdo, me perdí sueños por velar los de ella. Me perdí en mi cordura, me perdí en su locura.  Me perdí en deseos desbordados y aprovechándose ella bordó en mi corazón sentimientos con un te amo.
Me perdí recuerdos, los perdí a su lado, me perdí la vida y encontré la de ella que era la mía, me perdí en su silencios que decían más que sus palabras, me perdí en sus ruidos que se hicieron mi costumbre, me perdí en su olor, en su cabello, en sus manos, en su cuello, me perdí en ella y ni cuenta me di.
Me perdí en amor y sentimientos, me perdí en historias que con ilusión contaba, me perdía en cada palabra que sonaba de su boca. Me perdí en susurros dormidos cada noche, y en cada suspiro que daba en las mañanas, no era más que su magia de mujer en mi vida, no era más que ella, y solo en ella me perdía.
Sus manos siguen marcadas en mi alma, y mis manos siguen perdidas buscándola a ella. Me perdí en sus sabanas, en su calor, me perdí en ella.
Sigo perdido aun cuando ya no está, sigo perdido en mis deseos por ella, no entiendo si la vida me la dió, por qué la vida me la quitó, me perdí en su último adiós, me pierdo en su ausencia, me pierdo en este silencio que ya no habla y que no es de ella, me pierdo en ruidos que ya no suenan, me pierdo en sus ojos que ya no están, me pierdo en palabras que ya no escucho, me pierdo en su vida que es la mía, me pierdo en la incertidumbre de no saber dónde está su alma, me pierdo en mi locura, me pierdo sin ella.
Me pierdo sin sus historias, me pierdo sin su calor, sin sus besos, sin sus caricias, me pierdo sin ella, me pierdo solo y sin ella.
Me pierdo en miedo, me pierdo en pensamientos, me pierdo en impotencia por no estar con ella, me pierdo mis pensamientos, me perdí sin ella. De un susto me la dio la vida, de un golpe me la quitó, que hizo ella para irse así, sino era más que belleza.
Me pierdo en la duda con su muerte, me pierdo… sin ella me pierdo.
Me perdí en su vida que era la mía, me perdí en su cama ahora fría.
¿Anna porque no viste que eras mi vida?, ahora que hago, ¿me pierdo sin tu vida? ¡¿Dónde está la mía, si tu vida es mi vida?!
Me perdí en ella, me perdí en su naturaleza y ya no digo, ya no pienso ya no vivo sin ella.
Me perdí… estoy perdido sin ella. Su cuerpo no aguantó tanta vida pareciera, me pierdo en dolores, me pierdo en susurros sollozos que no son de ella sino de mi alma viva que esta pena.

Me perdí, estoy perdido sin ella.

2 comentarios:

  1. Si lo anterior fue fantástico, esto me deja sin palabras...
    Señor Achezeta estoy al borde de las lágrimas, esta historia me ha tocado, me ha llegado.... Pude percibir ese dolor que siente el protagonista por esa pérdida, ha sido muy fácil...
    Como te dije en un tweet dejas tu alma expuesta en tus letras, poeta... Vas por buen camino ;)
    Sè que ya lo mencioné por fb, pero por si ves este comentario primero te dejo un enlace de una canción que va perfecta con esta historia: https://www.youtube.com/watch?v=FPzRq7v25Ng... Nada más leer(te) me la recordó...

    Un besazo, también se te quiere, niño...

    ResponderEliminar
  2. Solo un alma renacida y un corazón envejecido dan estos frutos...los del alma. Este ed el arte delicado lleno de belleza. Estas con tu musa. Admirado amigo.

    ResponderEliminar