lunes, 16 de marzo de 2015

ME PERDÍ - Isaac H -

Me perdí en sus ojos, más que eso, me perdí en su mirada, en sus labios, su piel, sus palabras, me perdí a mí… para encontrarme en ella, me ató las manos con deseo de tocarla, hizo que su imagen fuera mi almohada en las madrugadas, hizo de mi lo que le dio la gana, me subió al cielo con un beso, me subió más alto con un te quiero.
Me perdí en su vida, me perdí en su cuerpo, me perdí en segundos que no recuerdo, me perdí sueños por velar los de ella. Me perdí en mi cordura, me perdí en su locura.  Me perdí en deseos desbordados y aprovechándose ella bordó en mi corazón sentimientos con un te amo.
Me perdí recuerdos, los perdí a su lado, me perdí la vida y encontré la de ella que era la mía, me perdí en su silencios que decían más que sus palabras, me perdí en sus ruidos que se hicieron mi costumbre, me perdí en su olor, en su cabello, en sus manos, en su cuello, me perdí en ella y ni cuenta me di.
Me perdí en amor y sentimientos, me perdí en historias que con ilusión contaba, me perdía en cada palabra que sonaba de su boca. Me perdí en susurros dormidos cada noche, y en cada suspiro que daba en las mañanas, no era más que su magia de mujer en mi vida, no era más que ella, y solo en ella me perdía.
Sus manos siguen marcadas en mi alma, y mis manos siguen perdidas buscándola a ella. Me perdí en sus sabanas, en su calor, me perdí en ella.
Sigo perdido aun cuando ya no está, sigo perdido en mis deseos por ella, no entiendo si la vida me la dió, por qué la vida me la quitó, me perdí en su último adiós, me pierdo en su ausencia, me pierdo en este silencio que ya no habla y que no es de ella, me pierdo en ruidos que ya no suenan, me pierdo en sus ojos que ya no están, me pierdo en palabras que ya no escucho, me pierdo en su vida que es la mía, me pierdo en la incertidumbre de no saber dónde está su alma, me pierdo en mi locura, me pierdo sin ella.
Me pierdo sin sus historias, me pierdo sin su calor, sin sus besos, sin sus caricias, me pierdo sin ella, me pierdo solo y sin ella.
Me pierdo en miedo, me pierdo en pensamientos, me pierdo en impotencia por no estar con ella, me pierdo mis pensamientos, me perdí sin ella. De un susto me la dio la vida, de un golpe me la quitó, que hizo ella para irse así, sino era más que belleza.
Me pierdo en la duda con su muerte, me pierdo… sin ella me pierdo.
Me perdí en su vida que era la mía, me perdí en su cama ahora fría.
¿Anna porque no viste que eras mi vida?, ahora que hago, ¿me pierdo sin tu vida? ¡¿Dónde está la mía, si tu vida es mi vida?!
Me perdí en ella, me perdí en su naturaleza y ya no digo, ya no pienso ya no vivo sin ella.
Me perdí… estoy perdido sin ella. Su cuerpo no aguantó tanta vida pareciera, me pierdo en dolores, me pierdo en susurros sollozos que no son de ella sino de mi alma viva que esta pena.

Me perdí, estoy perdido sin ella.

jueves, 12 de marzo de 2015

QUE NO - Isaac H -



Que no se te vayan las ganas, que no se te vaya el deseo, el amor, la emoción, el sentimiento, las palabras, los suspiros, los momentos, que no se te vaya el aire, que no se apague el grito de tu corazón, que no se vuelvan grises tus experiencias, tus días y sueños.
Que no te empuje el miedo y abrace el sosiego, que no se cierren tus ojos ante lo que quieres, que no te tiemblen las rodillas ante el gigante, que no te tiemble la voz porque eres grande.
Que no vueles entre elogios, que no caigas por enojos.
Que no temas al equivocarte, que no calle tu voz ante la injusticia y seas cómplice de la maldad. No temas a la oscuridad es un proceso nada más.
Que no desaparezcan tus besos, tus caricias y anhelos.
Que no le tengas miedo a tus enanos… esos que te recuerdan tus fracasos.
Diles que no vengan, que no hacen falta.
Es difícil a veces decir que no…. Porque solemos atar todos nuestros miedos a la mente. Diles que no… que no se queden. Diles que no a las personas, situaciones, emociones y demás circunstancias que te afectan de manera negativa.

Nadie es más ni menos que tú. Dile que no.