domingo, 23 de noviembre de 2014

NUESTRA ALMA ESTA HECHA DE HILOS - Isaac H -


Del corazón mana la vida, y de él hilos que lo soportan, que lo amarran, de esos hilos salen nuestros sentimientos y emociones, que crean el alma. No sabemos cuantos hilos tenemos podrían ser 10, quizá 30, quizá un poco mas o un poco menos, nunca lo vamos a saber. Nuestra alma, es nuestra esencia, es lo que somos, es lo que sentimos, es nuestra vida.

Un cuerpo desnudo se muestra tal cual es, sin borrones ni tachaduras. Cada vez que nos desnudamos frente a otra persona nos estamos dando a conocer tal cual como somos, quien observa juzga y se deleita, quien toca siente. Cada vez que te entregas a una persona íntimamente estás entregando algo de ti, entregas tu esencia, tu naturaleza humana, tus sentimientos, tus emociones… y cada que vez que lo haces uno de tus hilos se desprende de ti y se une al de la otra persona y esa unión es imposible romperla porque se supone que deben ser “una sola carne”, tus emociones y sentimientos se deben entregar a una sola persona y  deben ser uno solo, deben ser un solo sentir.

No importa si te alejas de la persona, la unión no se rompe porque la unión entre dos hilos del alma es imposible de romper, no se quiebra, ni se agrieta, siempre estará, no se olvida, perderías un hilo. Si te unes a otras personas de la misma manera unirás tus hilos con mayor sentimiento, con mayor emoción.

Recuerda que no sabemos cuantos hilos tenemos, y si te entregas a muchos en busca del amor perderás todos tus hilos, entonces… ¿de donde se sostiene el corazón si ya no hay hilos que lo soportan? Si esto pasa te seguirás entregando a la gente pero sin ningún sentimiento, sin ninguna emoción, no hay hilos que entregar todo eso se convertiría en deseo solamente, entregarías tu cuerpo y luego sentirías el vacio, sentirías la culpabilidad que da el sexo-pecado, y dejarías un hilo suelto, el hilo de la otra persona, dejarías un hilo al aire perdido en el tiempo, perdido en la emoción, y de seguro perdido entre sabanas, dejando de sostener un corazón; y tu sin hilos te quedas deshecho, te quedas con el corazón al aire, intentando llenar el vacio con mas deseo, la única forma que sepas que te has quedado sin hilos es esa… cuando ya no sientes nada, solo atracción, solo deseo de momentos.

Nuestra alma esta hecha de hilos, y la única forma de mantener nuestra alma hilada son con la honestidad, con sentimientos puros, con agradecimiento, con demostración de esa gratitud a quien creo nuestra alma, sin hipocresía, sin falsedad, sin mentiras, sin intereses disfrazados de atención, sin juegos sucios vestidos de palabras bonitas, el hilo del alma es frágil no hay que permitir que el corazón quede sin soporte, hay mucha vida para dar, hay mucho sentimiento en un solo cuerpo y todo se debe entregar a una sola persona, entonces… cuando no veas que recibes lo mismo que das, retrocede y no dejes tu corazón en el aire, porque no sabemos cuantos hilos tenemos, quizá tengamos solo uno.


Nuestra alma esta hecha de hilos, no los entregues a cualquiera, porque un solo hilo podría deshacer tu corazón entero.